COACHING

logo cuadrado¿Qué es el coaching?

El coaching es un proceso que persigue el máximo desarrollo personal y profesional de las personas. Se produce una transformación interna en la que, cada persona, asume la responsabilidad de su propia situación y la de generar un proceso de cambio.

Es una metodología emergente, que busca que cada persona pueda ser capaz de explotar el máximo de su potencial, para así, conseguir sus propios objetivos. Al fin y al cabo, «sólo tú puedes conseguir tus sueños».

¿Cómo es un proceso de coaching?

Un proceso de coaching centra su foco de atención en el coachee (cliente). Mediante este proceso el coach, facilita que el coachee analice y asimile cual es su situación y le ayuda a fijar los objetivos. Entre ambos, realizan una valoración de todas las opciones que tiene el coachee para alcanzar los objetivos propuestos y elaboran un plan de acción para la consecución de los objetivos. De manera más concreta el proceso de coaching tiene las siguientes fases:

  • Definición clara de los objetivos que se quieren conseguir durante el proceso.
  • Analizar cual es el punto de partida y la situación real del coachee frente a los objetivos que se marca.
  • Evaluar y cotejar todas las opciones y alternativas que puede tener el coachee para poder conseguir los objetivos.
  • Elaborar un plan de acción con las vías y alternativas que se hayan propuesto.
  • Medición del resultado obtenido en dicho proceso y establecer un plan futuro.
  • Durante todo el proceso se realiza un feedback que nos indica si los pasos que estamos llevando a cabo son adecuados y si están dirigidos al objetivo.
¿Cuánto dura el proceso de coaching?

Un proceso de coaching tiene una duración determinada en el tiempo, centrada principalmente en la consecución de los objetivos que se marque el coachee. Aún así, todo proceso de cambio necesita de un periodo que puede variar entre los 4 o 6 meses con un máximo de 2 sesiones al mes.

Todo proceso de cambio necesita estabilizarse en el tiempo y conseguir una adherencia a los nuevos hábitos. Después del proceso, el coachee podrá ser capaz de afrontar nuevos objetivos de manera autónoma. Aún así, siempre pueden existir sesiones de seguimiento más prolongadas en el tiempo.

Tipos de coaching

Coaching individual: Sesión clásica de coaching. En este tipo de sesiones participan el coach y el coachee (cliente), realizando un proceso que puede ser presencial, on-line o telefónico.

Coaching grupal: Dirigido a a grupos de trabajo para buscar un alto desarrollo del grupo y la consecución de objetivos colectivos. Generar equipos de alto rendimiento sea cual sea el ámbito de trabajo, ya sea deportivo o empresarial.